dilluns, 28 de setembre de 2009

La Cuerda y la nostalgia

Sucede una cosa bastante bonita después de los rodajes de cortos en 35mm, que para nosotros son superproducciones. Y es que mientras la peli se va montando a su ritmo, te van llegando reflejos de lo que fue el rodaje: primero las fotos, luego el making of, quizás algún trailer, vas viendo los primeros montajes... así que cada X meses te tienes que acordar del fantástico mogollón de gente que se juntó para crear 10 minutos de imágenes.



Esta es la historia, muy bien contada por Vladimir Ráez y sus colaboradores, de uno de esos cortos milagro: a pesar de tener entre manos muchas cosas nuevas para nosotros (dirigir a un perro, efectos especiales, construcción en plató...), logramos mantener el tipo, parecer profesionales y rodar cada puto plano de esta película que esperemos os destroce las retinas en breve.

dilluns, 21 de setembre de 2009

Viva Vodafone

Por petición popular, este post será en castellano.

De hecho, desde que nació el blog mi intención era ir cambiando habitualmente de lengua (catalán, castellano, italiano, inglés...) pero por inercia y audiencia la idea se quedó por el camino.
Sólo quería compartir un par de cosas. La primera es que la pre-presentación del 'Mecanoscrit v.2.1' en Rivas fue todo un éxito. La proyección fue al aire libre y las más de 200 personas que asistieron me convencieron de que el corto está acabado. Que sólo falta rematar los aspectos técnicos que el 35mm implica. Yo me he quitado una peso de encima, pero eso no cambia que para estrenarlo oficialmente quede mucho por pelear. Estamos peleando.



La otra es que aún no he estrenado la cámara de Super8. Ni he rodado un corto, ni el videoclip del Grito de Piter que se nos pasó por la cabeza, la cuestión es que la quiero usar para algo guapo, que el negativo cuesta lo suyo. Aún así, sí he estrenado cámara; le he sacao por la patilla a Vodafone un móvil de 5mp (algo que hasta hace poco me habría parecido muy estúpido teniendo en cuenta la óptica que cabe en un móvil). Los vídeos a 120 fps -como el de arriba- y las fotos panorámicas -como la de abajo- me convencieron a favor del juguete.


Movil Film Fest... tiembla.